El reino de MO

http://membres.lycos.fr/realmo/

"Yo soy la primera y la última, yo soy la amada y la odiada, yo soy la prostituta y la santa."

Nombre:

jueves, julio 27, 2017

Death of a flower

A veces no nos queda más que bebernos una jarra llena de luz de luna

O derramar poesía

http://discosbelamarh.com/album/death-of-a-flower

Es el proyecto de un amigo. Para los que no tengan miedo de la belleza.

Trenza tu tristeza


"Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello, de esta manera... el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas. Que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa. Y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello."

(Paola Klug, La PInche Canela)

De Ariel a Elsa.

Una vez una "amiga" le dijo a mi hermana que dejara de vivir en el mundo de los dibujos animados.

Lo que quería evidentemente era que dejara de tener una visión positiva de las cosas, y dejar ver el mundo con ojos de niña.

Por suerte nunca lo ha hecho.

El otro dia me di cuenta que he pasado de ser Ariel, la sirenita de Disney a ser Elsa, la reina del hielo pero llena de esperanza. No está mal el cambio.

Ariel tuvo que renunciar a lo que era para poder conseguir ser amada, dejar de ser sirena y sin embargo aunque la versión Disney acaba "bien", siempre me ha gustado más la versión original del cuento.

"Quiero ser parte del mundo", cantaba la sirenita

Pero ahora todo ha cambiado.

Desterrada del mundo por no comprenderla, desterrada por su voluntad por no ser capaz de controlar su poder, Elsa se retira a una montaña y proclama:

"Aquí estoy y aquí me quedaré, que venga la tormenta, de todos modos el frio nunca me ha molestado"

Cursum Perficio.

Sombras proyectadas

A veces me pregunto si solamente somos capaces de amar ideales que encarnamos en alguien cercano o a veces en una sombra proyectada. Como en la cueva que sugirio Platon solo vemos sombras proyectadas demasiado esclavos de nuestras convenciones, de nuestras rutinas, de nuestras sombras al fin y al cabo como para salir a la luz por miedo a ser cegados, rechazados, olvidados...
Sombras en nuestras cuevas amando sombras proyectadas...

En ese caso...
Arranco mis cadenas y salgo a la luz...
Esperanzada que un abrazo de luz me reciba afuera.
Queridas, amadas sombras
jamas volvere a la cueva
cegada, rechazada, olvidada
salgo a vuestro encuentro
voy en vuestra busqueda
ya soy una de vosotras
porque no quiero amar un ideal, aferrarme a una sombra presente o pasada
sino la verdad...
Nada mas.